蚽dice del Foro  Comarca de Gord贸n Comarca de Gord贸n
Tu Foro de consulta y opini贸n
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   Reg韘treseReg韘trese 
 PerfilPerfil   Con閏tese para revisar sus mensajesCon閏tese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 

Leyenda de Porma y Curue帽o.

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    蚽dice del Foro Comarca de Gord贸n -> Leyendas de los pueblos de Gord贸n
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Yosco



Registrado: 14 Abr 2007
Mensajes: 2228
Ubicaci髇: Leioa (Vizcaya)

MensajePublicado: Dom Jul 13, 2008 12:25 pm    T韙ulo del mensaje: Leyenda de Porma y Curue帽o. Responder citando

Aunque no es una leyenda enclavada en los t茅rminos geogr谩ficos de nuestra comarca, por su belleza y porque una parte de ella se desarrolla en las m谩rgenes de nuestro r铆o Bernesga, creo que merece la pena ser le铆da, disfrutada y compartida. Extraigo el texto encontrado sobre la misma:

Leyenda de Polma y Curienno

Una leyenda, que narra unos hechos que se supone sucedieron en los lejanos tiempos de la dominaci贸n romana y que tuvieron lugar en estas ind贸mitas tierras. Curienno, bravo guerrero de nuestras monta帽as, estaba enamorado de Polma, bella joven doncella astur monta帽esa. Pero el c贸nsul romano Canioseco puso sus ojos tambi茅n en la joven y se la llev贸 al campamento de Le贸n para tomarla como su esposa. Al enterarse, el valiente monta帽茅s se present贸 en los contornos del campamento romano situado en las orillas del r铆o Bernesga. Aprovechando la oscuridad de la noche y del bullicio de los esponsales del c贸nsul romano y la bella Polma, se aproxim贸 a la fortaleza invasora. Esper贸 a que el vino y el cansacio de la juerga durmieran a los guardias de Canioseco y as铆 Curienno pudo rescatar a su amada y juntos huyeron hacia nuestras monta帽as,siendo la noche, la borrachera y el sue帽o de los romanos sus aliados.

Pero el c贸nsul pronto not贸 el robo y emprendi贸 su persecuci贸n, donde acorral贸 a los j贸venes fugitivos cuando se refrescaban en un arroyo entre Lillo y Cofi帽al. Curienno, cercado por las tropas invasoras, traspas贸 con su espada a lo que m谩s quer铆a y huy贸 hacia las tierras altas del actual puerto de Vegarada y all铆 fue alcanzado y atravesado su cuerpo por las flechas de los arqueros romanos.

Las xanas que lloraban la muerte de Polma en Cofi帽al oyeron los lamentos de las que lloraban a Curienno en Vegarada y decidieron que aquel amor no se deb铆a llorar con l谩grimas porque era un amor vivo y convirtieron los charcos de sangre en sendas fuentes de agua cristalina: una, de agua brava y fr铆a y la otra... la de Polma, de agua caliente que manaba a borbotones.

Alertado el monte que quedaba entre los dos r铆os, se contrajo dejando un amplio espacio (entre-r铆os) para dejar fundirse a Curienno con su amada Polma en un abrazo interminable en su caminar hacia el oc茅ano.


Pedro de la Vezilla Castellanos "Le贸n de Espa帽a" 1586
Libro recomendado: "Porma-Curue帽o" Laurentino-Cesar L贸pez S谩nchez
"La Mancomunidad del Curue帽o" Laberintos de piedra, verde y agua.

**
Porma y Curue帽o.
_________________
Bit谩cora LUCERNARIOS:
Acerca de la luz por la poes铆a.

.
Bit谩cora 脥nsuLa CerBantaria


Ultima edici髇 por Yosco el Lun Nov 30, 2009 10:45 pm; editado 2 veces
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
Yosco



Registrado: 14 Abr 2007
Mensajes: 2228
Ubicaci髇: Leioa (Vizcaya)

MensajePublicado: Lun Jul 28, 2008 11:47 am    T韙ulo del mensaje: Responder citando

Como nunca hay dos sin tres, me he permitido hacer una redacci贸n propia de la leyenda del Porma y el Curue帽o, a帽adiendo o variando peque帽os aspectos que, como en toda leyenda, caben perfectamente no s贸lo por lo plausible, sino porque las mismas leyendas que se apoyan en la tradici贸n oral, van variando y adapt谩ndose a los tiempos o tomando elementos de esos mismos tiempos, como ocurre con la Leyenda de la Fuente de Faya, en donde en lugar de jana, tenemos jano en forma de pr铆ncipe moro cautivo...

Espero que la nueva versi贸n os guste o no os parezca, al menos, menos mala que la primera.

Salud.


Leyenda de Polma y Curienno.

A los romanos no les result贸 f谩cil la conquista de unas tierras encrespadas de riscos y monta帽as defendidas por las tribus astures que poblaban el actual territorio leon茅s. Para defender el oro de Las M茅dulas plantaron en estas tierras la Legio VII que, con el paso del tiempo, dar铆a nombre al Reino de Le贸n.

Pero si los guerreros monta帽eses supieron mantener una guerra larga con el imperio romano para defender sus valles, cuando la raz贸n de la lucha era el amor, nada les hac铆a retroceder. As铆 ocurri贸 que estando Curienno, uno de los bravos guerreros de las monta帽as, enamorado de la bella Polma, se dio la circunstancia de que el c贸nsul romano Canioseco se fijara tambi茅n en la joven doncella astur y, prendado de su singular hermosura, decidiera llev谩rsela al campamento de Le贸n con la determinaci贸n de tomarla por esposa.

Enterado de lo acaecido, el valiente guerrero monta帽茅s se present贸 en el campamento romano situado a orillas de los r铆os Bernesga y Tor铆o, escondi茅ndose en sus contornos. Al llegar la noche, aprovechando la circunstancia de que los guardias de Canioseco se quedaran dormidos tras la fiesta celebrada en el campamento y la cantidad de vino ingerido, el joven Curienno rescat贸 a su amada Polma y, juntos, iniciaron su huida hacia las monta帽as.

Percatado el c贸nsul Cannioseco de la causa de la desaparici贸n de Polma, inici贸 su persecuci贸n d谩ndoles alcance en un arroyo entre Lillo y Cofi帽al, donde se hab铆an detenido para refrescarse y descansar un poco. Curienno y Polma comprendieron que la huida de ambos era imposible y Polma, abrazada a sus rodillas, le suplic贸 que no la dejara caer en manos de los romanos que la entregar铆an al c贸nsul. Curienno, con el coraz贸n destrozado y los ojos arrasados en l谩grimas, dio muerte con su espada a su amada y huy贸 hacia el puerto de Vegarada, donde los legionarios le dieron alcance y despu茅s de una ardua lucha en la que consigui贸 abatir a un buen n煤mero de soldados, cay贸 finalmente herido por las flechas de los arqueros y muerto por las espadas de sus enemigos.

Las xanas lloraban desconsoladas la muerte de Polma en Cofi帽al, cuando oyeron los amargos lamentos de las que, a su vez, lloraban el final del joven Curienno en Vegarada. Conmocionadas por el amor de los j贸venes, las xanas de Cofi帽al y de Vegarada decidieron convertir los charcos de sangre de los amantes en dos fuentes de aguas limpias y cristalinas que empezaron a correr valle abajo como testimonio de un amor que segu铆a vivo. Los dos r铆os que se formaron, el actual Curue帽o de aguas bravas y el Porma, de apacible curso, unieron sus aguas unos kil贸metros m谩s abajo cuando el monte que los separaba, conmovido por lo sucedido, se contrajo dejando un espacio amplio en el que los amantes se entregaron a un estrecho abrazo y juntos recorren, ya para siempre, el camino que los conduce al oc茅ano.

Dicen que el c贸nsul Canioseco, impresionado por el valor del joven monta帽茅s y el amor por el que sacrificaron sus vidas Polma y Curienno, se apart贸 con respeto de la orilla de aquellas aguas que las xanas hicieron brotar del lugar donde encontraron su final y que acab贸 sus d铆as en el campamento de Le贸n hundido en una profunda tristeza, sin que volviera a mandar atacar en lo que le qued贸 de vida las aldeas astures del territorio leon茅s.

Yosco

**
Porma y Curue帽o.
_________________
Bit谩cora LUCERNARIOS:
Acerca de la luz por la poes铆a.

.
Bit谩cora 脥nsuLa CerBantaria


Ultima edici髇 por Yosco el Sab Jun 28, 2014 11:16 am; editado 3 veces
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
pepeB



Registrado: 23 Jul 2008
Mensajes: 18

MensajePublicado: Dom Nov 09, 2008 7:57 pm    T韙ulo del mensaje: Responder citando

Siempre fue un misterio que mi abuela viviera m谩s de 90 a帽os, sana -sin enfermarse ni de catarro siquiera- viendo que se alimentaba casi exclusivamente con sopas de ajo. La leche abundante en ese pueblo -famoso con la viga doblada a base de mantecea- no le gustaba, o no le ca铆a muy bien. Los de la ciudad, o de villa grande que vendr铆an a ser los villanos, pongamos por ejemplo a la mism铆sima La Pola; ten铆an en menos a los aldeanos y pretend铆an ser m谩s honrados y se帽ores. Vaya y pase cada uno en su h谩bitat. As铆 que los antedichos "aldeanus", cuando llegaba uno de afuera con aires de se帽or buscando hospedaje en alguna casa -porque no hab铆a hoteles ni fondas ad hoc-, ten铆an su oportunidad. Pod铆a ser la del cantinero si es que hab铆a cantina. Las sopas de ajo, si no eran plato 煤nico, eran necesariamente la entrada o la salida. Cuando se trataba de plato 煤nico se le ofrec铆an al hu茅sped dos variedades: sopas con ajo machacao o con ajo espirriao. El de afuera -vaya uno a saber por qu茅- no fallaba, siempre eleg铆a el "espirriao". Es bueno conocer la receta para cuando no haya mortero, o con qu茅 machacar.

La cosa da para mucho, aunque parezca insignificante; est谩n implicadas: gastronom铆a, econom铆a , filosof铆a, palabreru, leyendas y otras muchas ciencias; porque con un euro se podr铆a alimentar una familia un d铆a, cuesti贸n econ贸mica; cuesti贸n filos贸fica: no ser铆a necesario vender el alma al diablo "por un pu帽ado de d贸lares"( t铆tulo de una pel铆cula del Far West).

Espirriar, aunque medio parecido, no es lo mismo que estornudar (acto involuntario). Usted mete el ajo en la boca, infla los carrillos despu茅s de masticar un tiempo y finalmente sopla el producto salivado por entre los dientes separados o faltantes que tiene cada uno.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Yosco



Registrado: 14 Abr 2007
Mensajes: 2228
Ubicaci髇: Leioa (Vizcaya)

MensajePublicado: Lun Nov 10, 2008 2:11 pm    T韙ulo del mensaje: Responder citando

pepeB escribi:
Siempre fue un misterio que mi abuela viviera m谩s de 90 a帽os, sana -sin enfermarse ni de catarro siquiera- viendo que se alimentaba casi exclusivamente con sopas de ajo. La leche abundante en ese pueblo -famoso con la viga doblada a base de mantecea- no le gustaba, o no le ca铆a muy bien. Los de la ciudad, o de villa grande que vendr铆an a ser los villanos, pongamos por ejemplo a la mism铆sima La Pola; ten铆an en menos a los aldeanos y pretend铆an ser m谩s honrados y se帽ores. Vaya y pase cada uno en su h谩bitat. As铆 que los antedichos "aldeanus", cuando llegaba uno de afuera con aires de se帽or buscando hospedaje en alguna casa -porque no hab铆a hoteles ni fondas ad hoc-, ten铆an su oportunidad. Pod铆a ser la del cantinero si es que hab铆a cantina. Las sopas de ajo, si no eran plato 煤nico, eran necesariamente la entrada o la salida. Cuando se trataba de plato 煤nico se le ofrec铆an al hu茅sped dos variedades: sopas con ajo machacao o con ajo espirriao. El de afuera -vaya uno a saber por qu茅- no fallaba, siempre eleg铆a el "espirriao". Es bueno conocer la receta para cuando no haya mortero, o con qu茅 machacar.

La cosa da para mucho, aunque parezca insignificante; est谩n implicadas: gastronom铆a, econom铆a , filosof铆a, palabreru, leyendas y otras muchas ciencias; porque con un euro se podr铆a alimentar una familia un d铆a, cuesti贸n econ贸mica; cuesti贸n filos贸fica: no ser铆a necesario vender el alma al diablo "por un pu帽ado de d贸lares"( t铆tulo de una pel铆cula del Far West).

Espirriar, aunque medio parecido, no es lo mismo que estornudar (acto involuntario). Usted mete el ajo en la boca, infla los carrillos despu茅s de masticar un tiempo y finalmente sopla el producto salivado por entre los dientes separados o faltantes que tiene cada uno.


Pues s铆 que me parece a m铆 que lo de tu abuela es o fue, mejor dicho, de leyenda. Lo que me ha sorprendido es el modo de espirriar el ajo para las sopas del mismo nombre. 驴T煤 crees que se hac铆a realmente as铆 o tambi茅n forma parte de la leyenda? Otra cosa; si realmente esa costumbre de espirriar ajo se practic贸 en Folledo, 驴por qu茅 no pensar que en otros pueblos gordoneses no se hiciera lo mismo? Y si es as铆, tal vez tengamos que agregar, adem谩s de a las costumbres -raras costumbres como es el caso- el significado al susodicho vocablo en nuestro palabreru, donde aparece con el que mencionas de estornundar.

Salud.

_________________
Bit谩cora LUCERNARIOS:
Acerca de la luz por la poes铆a.

.
Bit谩cora 脥nsuLa CerBantaria


Ultima edici髇 por Yosco el Mie Dic 09, 2009 7:37 pm; editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
pepeB



Registrado: 23 Jul 2008
Mensajes: 18

MensajePublicado: Mar Nov 11, 2008 1:16 am    T韙ulo del mensaje: Responder citando

Pues la historia creo haberla escuchado en un filandero, o lugar donde se hila.
Lo de "filanderas" nunca lo o铆, pero podr铆a referirse a que, quienes hilaban, eran exclusivamente mujeres.
El encontrar a alguien para hacerlo objeto de un burla era una costumbre que se practicaba intra y extramuros. Por otra parte, es muy probable que alguna persona, cuando hubiera cocinado para ella misma, usara alguna vez ese procedimiento. La tarea de las mujeres (m谩s, las que ten铆an el marido en el frente, o preso) fue muy agobiante: acarrear la le帽a del monte, apilarla en el le帽ero, cortarla en pedazos peque帽os con el hacha, llevarla a la cocina de hierro con arandelas que se retiraban para colocar la olla, avivar la llama soplando al comienzo, o con un instrumento, parecido a una flauta, llamado "sopl贸n". Ir a la fuente por agua con baldes; y muchas cosas m谩s.
Si no se encuentra el mortero, no hab铆a nadie mirando y estaban apurando los ni帽os en la mesa, pues ya se sabe. Eso no quiere decir que en los pueblos no haya tambi茅n gente muy escrupulosa -nacida as铆 inexplicablemente- que no podr铆a tomar un vaso de leche donde previamente vi贸 un pelo o una mosca.
Aprovecho para decir que hay qui茅n nunca pudo comer morcilla, aconsejada como muy buen alimento por los m茅dicos; ni soportar el olor de las berzas, muy buen complemento vegetal con fibras. As铆 es la vida.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
pepeB



Registrado: 23 Jul 2008
Mensajes: 18

MensajePublicado: Mar Dic 02, 2008 4:48 pm    T韙ulo del mensaje: Responder citando

A prop贸sito del Romance de Don Rodrigo , con varias versiones al parecer, que marca el nacimiento de Al-脕ndalus. Esta leyenda -o historia verdadera- tiene que ver con la ca铆da. Se contaba en los filanderos. Resulta que de un grupo de tres o cuatro vecinos cabalgando a campo traviesa con destino a Cubillas que -tambi茅n podr铆a ser Casares- uno de ellos not贸 que la cabalgadura hund铆a mucho, de manera desacostumbrada, una pata en el terreno duro y pedregoso. Sin decir nada a los dem谩s acompa帽antes, continu贸 el camino -aqu铆 no pas贸 nada-, ya a la vista del poblado. Cada uno se fue a su casa, pero el del percance, despu茅s de esperar un tiempo prudencial, desanduvo lo andado hasta el lugar del hoyo. Escarb贸 y encontr贸 una vasija de barro quebrada, en cuyo interior hab铆a bastantes monedas de oro. Como aclaraci贸n al margen: D铆cese que los expulsados jud铆os y moros escond铆an algunas cosas con la esperanza de volver. Hace poco una jud铆a sefardita que vive en Israel, entrevistada por un diario, mostr贸 la llave de su casa en Toledo. Era una llave de las de antes, con ojal enorme que serv铆a de maza.

Todos los pueblos ten铆an apodos despreciativos a sus habitantes puestos por los adversarios: "Cubillas y Casares son dos lugares y desde lejos parecen dos muladares", cantaban los de Folledo.
En el cap铆tulo XXV de El Quijote titulado "La aventura del rebuzno", se ilustra con un ejemplo de estas pendencias comunes en toda Espa帽a, por lo visto vigentes por los siglos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Yosco



Registrado: 14 Abr 2007
Mensajes: 2228
Ubicaci髇: Leioa (Vizcaya)

MensajePublicado: Sab Ene 03, 2009 12:50 am    T韙ulo del mensaje: Responder citando

pepeB escribi:
A prop贸sito del Romance de Don Rodrigo , con varias versiones al parecer, que marca el nacimiento de Al-脕ndalus. Esta leyenda -o historia verdadera- tiene que ver con la ca铆da. Se contaba en los filanderos. Resulta que de un grupo de tres o cuatro vecinos cabalgando a campo traviesa con destino a Cubillas que -tambi茅n podr铆a ser Casares- uno de ellos not贸 que la cabalgadura hund铆a mucho, de manera desacostumbrada, una pata en el terreno duro y pedregoso. Sin decir nada a los dem谩s acompa帽antes, continu贸 el camino -aqu铆 no pas贸 nada-, ya a la vista del poblado. Cada uno se fue a su casa, pero el del percance, despu茅s de esperar un tiempo prudencial, desanduvo lo andado hasta el lugar del hoyo. Escarb贸 y encontr贸 una vasija de barro quebrada, en cuyo interior hab铆a bastantes monedas de oro. Como aclaraci贸n al margen: D铆cese que los expulsados jud铆os y moros escond铆an algunas cosas con la esperanza de volver. Hace poco una jud铆a sefardita que vive en Israel, entrevistada por un diario, mostr贸 la llave de su casa en Toledo. Era una llave de las de antes, con ojal enorme que serv铆a de maza.

Todos los pueblos ten铆an apodos despreciativos a sus habitantes puestos por los adversarios: "Cubillas y Casares son dos lugares y desde lejos parecen dos muladares", cantaban los de Folledo.
En el cap铆tulo XXV de El Quijote titulado "La aventura del rebuzno", se ilustra con un ejemplo de estas pendencias comunes en toda Espa帽a, por lo visto vigentes por los siglos.


Efectivamente, los romances pueden conocerse en diferentes versiones con el mismo tema debido a la tradici贸n oral de los mismos; en nuestro caso nos interesar谩n m谩s aquellos que se o铆an en los filanderos gordoneses, pues recogen de manera especial la forma de expresi贸n, la manera de ver y entender el mundo de nuestras gentes.

La leyenda del tesoro escondido y sepultado en el camino, sin ser novedoso, no deja de ser interesante, por cuanto recoge algo que apuntas muy bien a rengl贸n seguido, como es la existencia de la expulsi贸n de moriscos y jud铆os que abandonaron nuestras tierras y que han alimentado la imaginaci贸n popular con sus supuestas riquezas escondidas en cuevas o lugares inh贸spitos. Muy interesante.
_________________
Bit谩cora LUCERNARIOS:
Acerca de la luz por la poes铆a.

.
Bit谩cora 脥nsuLa CerBantaria


Ultima edici髇 por Yosco el Mie Dic 09, 2009 7:37 pm; editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
pepeB



Registrado: 23 Jul 2008
Mensajes: 18

MensajePublicado: Sab Ene 03, 2009 4:22 pm    T韙ulo del mensaje: Responder citando

Otra "leyenda" m谩s reciente. Robar peras y manzanas de las huertas amuralladas de La Pola y con frutales, era una aventura con el est铆mulo adicional del bot铆n alimenticio en 茅pocas de penuria generalizada a todos los niveles. Hab铆a un hortelano solter贸n -u hotelero solter贸n, como se diga-, adem谩s de funcionario en el ayuntamiento, que ten铆a la costumbre de jugar la partida de mus en el caf茅 aqu茅l, que hab铆a yendo para La Estaci贸n. Como eran cuatro, los que perd铆an pagaban. La Librer铆a de Miro, al lado, todas las semanas recib铆a una novela de vaqueros, de cuatro pesetas (si no recuerdo mal), adem谩s de los tebeos, uno de ellos con temas parecidos: "El Jinete Fantasma". Esas novelas y tebeos, aunque parezca increible, entusiasmaban a alguna gente gente de los pueblos de alrededor que hab铆a estado tres a帽os por los montes en los distintos frentes de la Guerra Civil y presos en San Marcos. El hortelano matizaba las partidas con la conversaci贸n, previa o posterior con car谩cter introductorio o de ep铆logo. Dec铆a que cuando 茅l hab铆a estado en M茅jico le hab铆a ocurrido tal cosa. Y se contaba la 煤ltima novela de Miro. Seguramente pensaba que sus interlocutores no le铆an novelas, de modo que por lo bajo ya circulaba la maledicencia y hab铆a sido descubierto y objeto de burlas. Muchos a帽os despu茅s se dec铆a que por aquellas soledades del pinar andaba vestido de fauno, o sea, desnudo para ver si aparec铆a (ser铆a) la xana de alguna fuente. Pero el tema anunciado era otro, y se lo merece como homenaje p贸stumo, un joven de La Pola; el hijo de las pescadera. Es tambi茅n la radiograf铆a de una 茅poca de la que ha quedado el dicho "robaperas", con el significado de persona inofensiva. Para prevenir los robos se usaban los vidrios de puntas de botellas rotas coronando el tapial, el alambre de p煤as y los tiros de escopeta de perdigones. Nada era eficaz. Un buen d铆a el hijo de la pescadera enferm贸, el pueblo dijo que hab铆a muerto envenenado por haber comido un n煤mero excesivo de manzanas espolvoreadas. La Guardia Civil tambi茅n fracas贸 en la prevenci贸n con el intento de investigar y descubir a los cabecillas de los hurtos. Alguien, posiblemente el mismo hortelano, se帽al贸 como potencial informante y delator a un ni帽o de siete a帽os que fue detenido y aislado en una habitaci贸n durante unas horas. La cara del Jefe era la de alguien dipuesto a sacudir una bofetada (cosa corriente en las costumbres sociales entre los mismos chavales) para asustar y obtener una confesi贸n. El ni帽o se puso a llorar diciendo que no sab铆a nada y que su padre lo estaba esperando en la cantera para que le llevara la comida diaria en bicicleta pedaleando debajo de la barra, porque por encima no llegaba a los pedales. Lo dej贸 ir.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Yosco



Registrado: 14 Abr 2007
Mensajes: 2228
Ubicaci髇: Leioa (Vizcaya)

MensajePublicado: Jue Ene 22, 2009 11:14 pm    T韙ulo del mensaje: Responder citando

pepeB escribi:
Otra "leyenda" m谩s reciente. Robar peras y manzanas de las huertas amuralladas de La Pola y con frutales, era una aventura con el est铆mulo adicional del bot铆n alimenticio en 茅pocas de penuria generalizada a todos los niveles. Hab铆a un hortelano solter贸n -u hotelero solter贸n, como se diga-, adem谩s de funcionario en el ayuntamiento, que ten铆a la costumbre de jugar la partida de mus en el caf茅 aqu茅l, que hab铆a yendo para La Estaci贸n. Como eran cuatro, los que perd铆an pagaban. La Librer铆a de Miro, al lado, todas las semanas recib铆a una novela de vaqueros, de cuatro pesetas (si no recuerdo mal), adem谩s de los tebeos, uno de ellos con temas parecidos: "El Jinete Fantasma". Esas novelas y tebeos, aunque parezca increible, entusiasmaban a alguna gente gente de los pueblos de alrededor que hab铆a estado tres a帽os por los montes en los distintos frentes de la Guerra Civil y presos en San Marcos. El hortelano matizaba las partidas con la conversaci贸n, previa o posterior con car谩cter introductorio o de ep铆logo. Dec铆a que cuando 茅l hab铆a estado en M茅jico le hab铆a ocurrido tal cosa. Y se contaba la 煤ltima novela de Miro. Seguramente pensaba que sus interlocutores no le铆an novelas, de modo que por lo bajo ya circulaba la maledicencia y hab铆a sido descubierto y objeto de burlas. Muchos a帽os despu茅s se dec铆a que por aquellas soledades del pinar andaba vestido de fauno, o sea, desnudo para ver si aparec铆a (ser铆a) la xana de alguna fuente. Pero el tema anunciado era otro, y se lo merece como homenaje p贸stumo, un joven de La Pola; el hijo de las pescadera. Es tambi茅n la radiograf铆a de una 茅poca de la que ha quedado el dicho "robaperas", con el significado de persona inofensiva. Para prevenir los robos se usaban los vidrios de puntas de botellas rotas coronando el tapial, el alambre de p煤as y los tiros de escopeta de perdigones. Nada era eficaz. Un buen d铆a el hijo de la pescadera enferm贸, el pueblo dijo que hab铆a muerto envenenado por haber comido un n煤mero excesivo de manzanas espolvoreadas. La Guardia Civil tambi茅n fracas贸 en la prevenci贸n con el intento de investigar y descubir a los cabecillas de los hurtos. Alguien, posiblemente el mismo hortelano, se帽al贸 como potencial informante y delator a un ni帽o de siete a帽os que fue detenido y aislado en una habitaci贸n durante unas horas. La cara del Jefe era la de alguien dipuesto a sacudir una bofetada (cosa corriente en las costumbres sociales entre los mismos chavales) para asustar y obtener una confesi贸n. El ni帽o se puso a llorar diciendo que no sab铆a nada y que su padre lo estaba esperando en la cantera para que le llevara la comida diaria en bicicleta pedaleando debajo de la barra, porque por encima no llegaba a los pedales. Lo dej贸 ir.



No dejan de ser sabrosas -como las manzanas en verano, sobre todo si son hurtadas- las an茅cdotas que nos cuentas, PepeB. No es que se trate exactamente de leyenda, pero s铆 podemos calificar de legendarias las incursiones que hac铆amos en las huertas ajenas y las no menos precipitadas huidas cuando el due帽o descubr铆a la fechor铆a. Sobre los m茅todos de la guardia civil para resolver algunas cuestiones -o todas- que tambi茅n se pueden considerar legendarios pues eso, que afortunadamente son cosa del pasado, y no del mejor pasado que nos toc贸 vivir. Otras an茅cdotas podr铆a a帽adir, como la que cit茅 en alguna ocasi贸n cuando con m茅todos caseros decidimos dar publicidad a una obra de teatro que representamos por el verano... el engrudo y los mensajes debieron sonar a subversi贸n y peligrosa amenaza social, con lo que llev贸 algunos tr谩mites aclarar que aquello iba de cosa cultural y tal... en fin, 隆cosas de la 茅poca!.

Pues nada, quedaremos a la espera de otras an茅cdotas con vocaci贸n de leyenda. En realidad, estas estampas reflejan bastante bien y de modo real unos a帽os de la vida de la Pola y sus costumbres.

Salud.
_________________
Bit谩cora LUCERNARIOS:
Acerca de la luz por la poes铆a.

.
Bit谩cora 脥nsuLa CerBantaria
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    蚽dice del Foro Comarca de Gord贸n -> Leyendas de los pueblos de Gord贸n Todas las horas est醤 en GMT + 2 Horas
P醙ina 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group