Índice del Foro  Comarca de Gordón Comarca de Gordón
Tu Foro de consulta y opinión
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegístreseRegístrese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 

El origen de La Pola

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Comarca de Gordón -> Apuntes para la Historia de Gordón
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Villarín



Registrado: 13 Abr 2007
Mensajes: 436

MensajePublicado: Lun May 11, 2009 8:18 pm    Título del mensaje: El origen de La Pola Responder citando

El origen de La Pola

"Uno de los más recientes pueblos de Gordón, la Pola debe su nombre al latino populus, pueblo, con la variante femenina puebla, tan frecuente en la toponimia leonesa, galaica y asturiana. Le hallamos documentado como LA PUEBLA DE GORDÓN en Real Cédula de Fernando III, fechada en los reales del cerco de Sevilla en 16 de junio de 1248; como LA POBLA DE GORDÓN en Real Cédula de Alfonso XI, de 13 de septiembre de 1341 y como la POLA DE GORDÓN en los tiempos posteriores, hasta hoy. De ascendencia claramente latina, no puede remontarse el origen del nombre Pola, más allá de la conquista de Asturias por los romanos. Muy difícil sería contestar con seguridad al interrogante ¿cuándo comenzó a existir la Pola? Es verdad que entre los hijos de la Villa, destacados por su cultura y amor a las letras, se admite la opinión de que fue Ordoño II quien la fundó y dio carta puebla. Otros dicen que el establecimiento de un campamento en estos lugares en tiempos del citado rey se debe el principio de su población. No hay documentos que puedan desacreditar definitivamente esas opiniones. De todos modos, esa fundación sería muy reciente, comparada con otros pueblos de Gordón, pues Ordoño II es de los años 914 a 924. Sin embargo, tampoco se halla documentada esa conclusión en ninguna parte, que sepamos. Ni siquiera el nombre de Gordón tiene nada que ver con Ordoño. Pues ni las leyes fonéticas autorizan para derivar Gordonius de Ordonius, ni aunque lo autorizasen, sería válido el razonamiento, ya que GORDÓN es citado siglos antes de que existiera Ordoño II que puede verse en el documento núm. IV del Apéndice. Modestamente creemos que, si existió carta-puebla de donde derivase la denominación, como era frecuente, aquélla no sería anterior a la demolición del Castillo, ni al reinado de Alfonso IX.

Ahora bien, si distinguimos la cuestión del nombre de la cuestión demográfica, quizá hayamos de llegar a la conclusión de que anteriormente a lo que se llamó Pola existió un núcleo urbano que se llamó Gordón. Así parece autorizarlo el célebre documento del litigio de Gordón que puede ver el lector en el Apéndice (núm. VIII), pues en él se cita varias veces el concilio de gordone, del que en aquella época –año de 953– eran jueces Teodoredo y Félix. Este núcleo urbano poseía una iglesia dedicada a Santa Marina, y ante el coventum o asamblea de la iglesia de Santa Marina autorizó el abad Severo, presentes los Jueces dichos, la donación que hacía de una viña al monje Pedro. Y cuando, surgido el pleito entre este monje y el propietario Victino, se obtuvo sentencia definitiva mediante la prueba caldaria, una y otra parte litigante se comprometieron ante el sayón Karoso a presentarse personalmente aquí en Gordón – ic in gordone – ante los jueces mencionados para escuchar la sentencia. De donde parece deducirse que el nombre de Gordón tenía en aquellas épocas un sentido amplio, que denominaba una región, y un sentido local y restringido que denominaba un pueblo o núcleo urbano.

La única dificultad que queda en pie es localizar ese núcleo urbano. El hecho de que no queden vestigios del nombre ni de la iglesia de Santa Marina resta todas las posibilidades de dar una solución definitiva. Pero no es absurdo pensar que ese poblado fuese la primitiva Pola, aunque sin este nombre. Dándole, sin embargo, la razón a don Fernando Balbín, de que la Pola es una villa en el camino, y fruto, en consecuencia, del tráfico entre Asturias y Castilla, habría de pensarse de que la iglesia de Santa Marina, la Sede de los jueces y el núcleo urbano llamado Gordón más bien estaría enclavado hacia la margen derecha del Bernesga, hacia lo que hoy son huertas y vega de la Pola, si es que no fue el poblado llamado el Canto de los Mártires, en el cerro de la cuesta de la Moita, aunque el hecho de que muy próximo a ese lugar se halla un cementerio y el prado San Marciel que parece referirse a la población llamada San Marcelo que el rey Alfonso III donó en 905 al Obispado de Oviedo, desvirtuándose tal hipótesis, y que contribuyese a desvituarla asimismo, por lo que se refiere a las huertas y vega de la Pola la ruta del Bernesga que antes del paso del ferrocarril iba lamiendo las cuestas de su derecha y deslizándose por lo que hoy son esas huertas y parte de la vega. ¿Habrá que suponer el pueblo de Gordón fuera del contorno de lo que hoy es la Pola y situarlo en Beberino o en el valle de la Forca? O ¿ podría admitirse la hipótesis de la existencia de un corto núcleo urbano en la Pola actual, que tuviera sus principios cuando los romanos construyeron la calzada que iba a las minas de cobre de la Profunda, en Villamanín, y que continuaba hasta Asturias? La contestación iría ligada al acierto en conjugar dos datos: el del que el puente antiguo que comunicaba con el Castillo y con el Canto de los Mártires suponía más terrenos libres en el barrios inferior de la Pola, y el de la existencia, hacia la actual Calle de la cárcel, de una cerámica cuyos restos se han hallado al verificar las excavaciones de la casa en construcción de los señores Zaldívar. ¿Sería esta cerámica una de las factorías de la tan celebrada cerámica de Gordón? ¿Sería la “parroquia” de Santa Marina una parroquia de artesanos y de mesoneros?

Fuera ya de cuestiones tan oscuras, la Pola puede considerase como población que comenzó con tal nombre hacia los años 1212 al 1230, o sea, desde que fue desmantelado el Castillo de Gordón, por iniciativa del propio rey leonés Alfonso IX, en atención a la buena voluntad que al rey Alfonso VIII de Castilla, vencedor de las Navas, mostró cuando regresó victorioso. Hasta ese momento el Castillo era el Centro político y militar de Gordón. Y se puede asegurar que, descalificado como fortaleza, y desparecida la presencia de los Condes, las gentes que habitaban los poblados próximos al Castillo se fueron desplazando hacia la vía o calzada cada día más animada por el tráfico comercial, como lo demuestran los documentos a que nos hemos referido al hablar de los litigios entre la ciudad de Oviedo y los portazgueros de la Pola de Gordón, Villasimpliz, Rodiezmo, Arbas, etc. A su vez, la Administración hubo de adquirir proporciones nuevas, con nuevos mandatarios del poder real o de los Condes o de ambas potestades a la vez. Todavía queda en la Pola un recuerdo del poblado llamado Santa Cruz: la Fiesta del Santísimo Cristo, que es la principal de esta hermosa villa.

Con el título de tal figura en los más antiguos documentos del archivo de Huergas, único que se conserva en el municipio (además del de Folledo –el de las siete llaves– y que se remonta al siglo XVI. Con escribano propio en casi todos los tiempos, con muchos nobles hijosdaldo, todavía hoy se conservan huellas de cuatro casas solariegas con escudo de armas: la de la viuda de Heliodoro Villa, la de herederos de Manuel García, la de los Sres. Zaldívar y la de don Manuel Villa. No es extraño que Jovellanos anotase, admirado, en sus viajes por esta región, el gran número de casas cubiertas de tejas.

Además de Jovellanos, que nombra a la Pola en todos sus viajes, también es anotada por el historiador de los Viajes de Felipe el Hermoso, como queda dicho, por la crónica del viaje de doña Isabel II a Asturias y por otros muchos escritores, como el ya citado don Marcelino Fernández en sus artículos “Por tierras de León”, y otros.

Presentes todavía en el recuerdo de los hijos de la Pola la memoria del último párroco difunto, Rvdo. don Manuel Pérez Valero, que rigió los destinos espirituales de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción durante cuarenta y seis años, de cuyas bodas de oro y homenaje rendido por sus feligreses se conserva una inscripción en la iglesia parroquial, rige en la actualidad los destinos espirituales de la Villa el Rvdo. don Indalecio Modino García, párroco de la misma desde abril de 1958.”

Fuente: ESCOBAR GARCÍA, Francisco, Apuntes…, 1962, pp. 293-295.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Comarca de Gordón -> Apuntes para la Historia de Gordón Todas las horas están en GMT + 2 Horas
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group